Europa al final de la Edad Media

En el siglo XIV Europa se vio azotada por una crítica y larga etapa, debido fundamentalmente a tres causas:

- El hambre: Una serie de malas cosechas produjo la escasez de alimentos en todo el continente durante la primera mitad de siglo.

- Las guerras: En esta época las guerras fueron muy abundantes y cada vez más mortíferas, pues se iban perfeccionando las armas; tal es el caso del desarrollo que en estos tiempos alcanzó la artillería. Durante más de un siglo, Francia e Inglaterra se encontraron enfrentadas en la guerra de los Cien Años.

- La peste: Los barcos mercantes que comerciaban con Oriente trajeron a Europa la epidemia. La peste negra se llevó a gran parte de la población (un tercio, aproximadamente), y además continuó activa a intervalos de tiempo.

A mediados del siglo XV, comienza una fase de expansión. Europa sale poco a poco de la crisis. Resurge la economía rural, es decir, la agricultura y la ganadería; se potencian el comercio y las actividades industriales (sobre todo las textiles), y se incrementa la vida urbana. Habrá un éxodo del campo a la ciudad y adquirirá mayor poder una nueva clase social: la burguesía.

Columna dedicada a las víctimas de la peste. Viena (Austria).

El Renacimiento

Se llama así a un nueva fase histórica que va a cambiar radicalmente la vida de las personas en todos sus aspectos, desde lo político y social hasta lo religioso, científico, artístico y cultural.

Aunque ya hayas visto que el hito, el paso, de la Edad Media al Renacimiento lo marca el descubrimiento de América, debes saber que estos cambios no se producen en una fecha determinada, sino que se originan poco a poco en varios lugares y a través de un período de tiempo. Se ha tomado la fecha del descubrimiento como pauta (otros historiadores toman la de la caída de Constantinopla, unos años antes) por ser el acontecimiento más significativo, pero no se producen los fenómenos históricos ni repentina ni simultáneamente en distintos lugares; es más, unos acontecimientos van a desembocar en otros, haciendo que este proceso de cambio sea una reacción en cadena con efecto multiplicador de todo lo anterior.

El nombre de Renacimiento se debe a que se tomaron como modelos los de la Antigüedad Clásica, esto es, los de las antiguas culturas de Grecia y de Roma.

Cambiarán radicalmente la forma de pensar, las creencias científicas y religiosas, las circunstancias sociales y políticas, la economía..., y hasta el concepto que el hombre tenía del Universo y de sí mismo.

Este movimiento surge en Italia, en el siglo XV, y desde allí se va a expandir por toda Europa. Evidentemente su desarrollo y sus consecuencias llegarán a España y a otros países algo más tarde.

A grandes rasgos, te presentamos una tabla comparativa entre la ideología medieval y la renacentista. A través de las siguientes páginas irás comprendiendo y desarrollando estas ideas:

EDAD MEDIA
RENACIMIENTO
Cronología:
Siglo V al XV o XVI (según países). Siglo XV en Italia y XVI en España.
Característica general:
Período de oscurantismo. Época de apertura.
Creencias:
Teocentrismo (Dios es el centro de toda actividad humana). Antropocentrismo o humanismo (el centro es el hombre).
Concepción de la vida:
Esta vida (valle de lágrimas) es el paso para llegar a la verdadera, que es la otra, la sobrenatural. La vida es bella, hay que vivirla.
Espíritu:
Pasivo, crédulo, atemorizado. Libre, curioso, crítico.
Religión:
El eje de la vida. Muy mezclada con la superstición. Insatisfacción. Actitud crítica. Reformas eclesiásticas.
Ideal de perfección:
Caballero (feudal) o monje. Cortesano, burgués.
Filosofía:
Muy mezclada con la teología. Predominio de la razón y de la experimentación.
Cultura:
Prácticamente inexistente. Amplia y difundida en todos los campos.
Sociedad:
Feudalismo, clero y siervos. Monarquía y burguesía.
Política:
Pequeños estados o reinos de tipo feudal. Nacimiento del estado moderno. Monarquías autoritarias que centralizan el poder.
Astronomía:
Geocentrismo (la Tierra es el centro del Universo). Heliocentrismo (el Sol es el centro y la Tierra gira en torno a él).
Nuevos inventos y descubrimientos:
Desconocidos, estaticismo. Nuevos mundos. Espíritu de aventura. Interés por lo desconocido.
Geografía:
La Tierra era plana. No había nada más allá del Atlántico. El descubrimiento de Colón demuestra que es esférica y que hay nuevas tierras.
Economía:
Fundamentalmente agrícola y ganadera. Nuevos oficios. Actividad artesanal e industrial. Progreso del comercio y de la banca.
Arte:
Predominio de temas religiosos y doctrinales. Nuevos modelos de belleza. Equilibrio, armonía.

Renacimiento alude fundamentalmente a un acontecimiento cultural de gran envergadura, pero no es un renacer de toda la sociedad en otros aspectos, como el político o el económico. Esta nueva concepción de la realidad y de la vida influirá en el arte, en las letras, en la ciencia, en las costumbres, en la educación. No obstante, la economía burguesa y el desarrollo industrial se debilitarán, desaparecerá la libertad comunal y se corromperá más la Iglesia.

El siglo XV italiano, tan abundante en obras de arte y en documentos que demuestran la grandeza del hombre, contradictoriamente verá el poder devastador de la guerras, encarnizadas luchas por el trono (hasta llegar al asesinato), gobernantes fugaces que no duran dos días, y siniestras figuras de papas.