2educons.gif (1404 bytes)

PORTADA ¿QUIENES SOMOS? OFERTA EDUCATIVA DOCUMENTOS ANTONIO DE NEBRIJA ENLACES ACTIVIDADES ZALAMEA DE LA SERENA

ANTONIO DE NEBRIJA

Nebrija, Elio Antonio de (1441-1522), humanista y gramático español, cuyo verdadero nombre era Antonio Martínez de Cala. Cambia su nombre y se hace llamar Elio, se supone que en recuerdo de las letras latinas y Nebrija por el lugar donde nació. Recibe una sólida formación: estudió humanidades en Salamanca y siendo joven, con 19 años, marcha a Italia, y en la Universidad de Bolonia continúa y termina sus estudios diez años después. De vuelta a España trabajó primero para el obispo Fonseca en Sevilla y después consigue su cargo de docente en la Universidad de Salamanca donde impartió Gramática y Retórica. En el año 1513 es nombrado profesor de la Universidad Complutense de Alcalá de Henares y recibe el encargo del Cardenal Cisneros de trabajar en la Biblia Políglota Complutense.

Se debate entre la moda de su tiempo, la vuelta a los clásicos que conforma el humanismo y preside el renacimiento, y su interés por sistematizar y hacer accesible el saber recibido. En Salamanca consigue su fama de humanista y se aplica en una tarea docente, la reforma de la enseñanza del latín, para eso publica Introductiones latinae (1481), gramática del latín que se divide en dos partes: una que llama analogía, denominación que pervive en los textos de gramática hasta el siglo XX para tratar la morfología, y otra que versa sobre sintaxis, ortografía, prosodia, figuras de dicción y un léxico no muy extenso. Dada la difusión que adquiere su obra, decide traducirla él mismo al castellano y se convierte en libro de texto de latín hasta el siglo XIX. Animado por la buena acogida de ésta, acomete otra tarea y redacta su célebre Gramática castellana escrita en la Academia regentada por el Maestre de la Orden de Alcántara, Don Juan de Zúñiga, y sita en Zalamea de la Serena, que se publicó en 1492, año del descubrimiento de América; en ella sigue los mismos criterios científicos que en su obra anterior pero resulta innovadora porque escribe la primera gramática normativa que se conoce; lo hace por razones políticas que explica en el prólogo: entiende que la lengua debe ser elemento identificador de un pueblo y vínculo que una a sus gentes, por eso "debe llevarse en expansión" a cuantos pueblos "acudan las fuerzas militares". El libro está dedicado a la reina Isabel I la Católica. Junto a la Gramática publica, en 1517, las Reglas de ortografía castellana, siguiendo los mismos criterios normativos y las mismas razones. Sus obras inspiran tarea similar en otras lenguas europeas y su trabajo aborda otras realizaciones, que hoy se calificarían de ediciones críticas, de Prudencio y Virgilio, los Evangelios, las Epístolas y su Vocabulario español-latín, latín-español. La exposición que Nebrija hace de la gramática del español como un conjunto de reglas que describen una lengua, influyen en la Gramática de Port-Royal y entusiasma al mismo Noam Chomsky. Nebrija es ante todo un hombre moderno, por eso escribe cómo educar a los hijos en su De liberis educandi. También tradujo al latín la Historia de los Reyes Católicos, que incluye muchos fragmentos de la obra en castellano de Hernando del Pulgar.

 

  Elio Antonio de Nebrija

Esta miniatura, que se conserva en la Biblioteca Nacional de Madrid, representa, y lleva como título, Elio Antonio de Nebrija impartiendo su magisterio. A él se debe la primera gramática castellana, editada en 1492.