Se trata de un mecanismo, ya conocido en la antigua Grecia que puede transmitir giros de un eje a otro que no está alineado con él o a una pieza que debe tener una cierta movilidad.

 

CONSTRUCCIÓN DEL CARDÁN EN CHAPA 

 

Corta dos chapas A y B, hazle los agujeros con una punta  y dóblalas como en el dibujo.

Estaña dos alambres resistentes en forma de cruz.

Una vez introducida la cruz en las chapas A y B, estaña unas chapas para evitar que se salga.

Corta los ejes y los estañas a las chapas A y B.

 

Si no se requiere mucha resistencia, puede sustituirse el cardán por dos ejes unidos por un muelle o por dos trozos de cuero unidos mediante encuadernadores.

 

 


 

Volver

 

Dale al martillo para ir atrás