Con un simple bote podemos conseguir programar secuencialmente una serie de acciones como encender y apagar luces, parar y arrancar motores...

Puede construirse de la forma que indica el dibujo.

Algunas cosas que deben tenerse en cuenta:

Los circuitos secundarios, destinados a producir los efectos, se montan ahora de forma muy sencilla cortando los cables que, viniendo de las chapas (contactos con el bote) terminan uniéndose, e intercalando los circuitos que queramos entre sus extremos: por ejemplo, si queremos construir un semáforo automático, deberíamos tener 4 contactos (3 para cada bombilla y otro para meter corriente al bote) según el esquema de al lado.


 

Volver

 

Dale al martillo para ir atrás