MOTILLA DEL PALANCAR

Situación geográfica y datos generales

Antecedentes históricos y origen del nombre

Motilla en la actualidad

 

SITUACIÓN GEOGRAFICA  Y DATOS  GENERALES

    Motilla del Palancar (5.013 habitantes en 1996) con un término municipal de 73'7 km2, y a 900 m. sobre el nivel del mar, se encuentra situada en un estratégico nudo de comunicaciones formado por el cruce de las carreteras N-320, C-311 y N-III, discurriendo además por sus proximidades  la autovía Madrid-Valencia.  Dista 68 km. de la capital de la provincia, Cuenca, 70 km. de Albacete, 200 km. de Madrid y 144 km. de Valencia.

 

 

ANTECEDENTES HISTÓRICOS Y ORIGEN DEL NOMBRE

    Motilla, conocida e importante en la dominación goda (417-711), fue de las primeras poblaciones íberas que abrazaron el cristianismo, habiendo predicado en ella el Evangelio San Julián(+ 1208) ,segundo obispo de Cuenca. Fue poseída largo tiempo por los árabes y reconquistada por Alfonso VI , formando con Cuenca y Huete la dote de Zaida esposa después del mencionado rey con el nombre de Isabel de Castilla.

    El nombre de la localidad (Mot-Illa) podría ser un diminutivo de Mota. Según el historiador Muñoz y Soliva en su Historia de Cuenca parece indicar que en origen el pueblo debió de existir en un alto y llamarse en hebreo "Ila" o "Ili", altura, o en grecolatino "Ilia", población alta. Bien porque esta original población fue destruida o porque no gustase a los romanos, el sitio que ocupaba debió ser trasladado al que hoy ocupa y se le antepuso "Mota" que significa mudada o movida resultando "Mota-Ilia", posteriormente "Motilia" y finalmente Motilla.

   La segunda parte del nombre "del Palancar", es difícil de explicar. En un documento de los Reyes Católicos, fechado en 1489 y dado desde Córdoba, ya se lee Motilla del Palancar tal y como es hoy, aunque en documentos anteriores solo se nombra Motilla. Es innegable  la presencia en la actualidad de un paraje situado al NO del pueblo llamado "el Palancar" , pero no parece que ello pudiera haber influido en el apellido de esta localidad, dado que no figura en el catastro del Marqués de la Ensenada de 1740 ni tampoco en el croquis del término elaborado por la Dirección General del Instituto Geográfico y Estadístico del año 1909, con lo cual el nombre de dicho paraje debe ser relativamente nuevo ,es decir, posterior a esta fecha.

Ermita de la Concepción (s. XV-XVI)

MOTILLA EN LA ACTUALIDAD

    Como puede apreciarse en la foto aérea, es una población típica de carretera, podríamos decir, que su estructura viaria, sobre la que se desarrolla el casco, es un cruz formada por los ejes EO (N-III) y NS (N-320), si bien la animación urbana, los comercios, los   servicios administrativos, etc. se hallan ubicados en una antigua cañada, hoy avenida del Riato, pero es el eje E.O. (N-III), vivifica la actividad industrial. Actividad esta, típica de carretera: talleres mecánicos, hostelería, fábrica de componentes eléctricos de automoción.

    El flujo inmigratorio es casi constante, merced a su situación respecto a su área de influencia o dominación y a la evolución de las interacciones de dicha área.

    En nuestro planteamiento, adoptamos la hipótesis de que todo partido judicial ( Motilla es su cabecera ) es suceptible de caer bajo la influencia. Para este análisis, tomamos como indicadores, los siguientes:

    a) Dependencia en el aspecto educativo: Colegio Público Comarcal e I.E.S.

    b) Dependencia sanitaria: Centro Comarcal de Salud

    c) Dependencia en cuanto a asistencia técnica en materias agrarias

    d) Dependencia en el disfrute de servicios de tiempo de ocio.

    e) Dependencia comercial

    f) Dependencia en cuanto a servicios bancarios

    g) Dependencia en cuanto a servicios jurídicos: Juzgados,  Notaría y  Registro.

    De lo antedicho cabe pensar que la población que reside en el área de influencia de Motilla se sentirá más atraída hacia este centro, pronosticándose una evolución favorable  en cuanto a crecimiento en los años sucesivos.

     Motilla.jpg (62330 bytes)

Vista aérea de la localidad (cortesía de Luis Cuéllar Serrano)